Amigo de infancia

Mis viejas mascotas

Este era un parque, diferente a los comunes, no era plano, se parecía a colinas pequeñas unas entre otras de césped,  con árboles y plantas, allí me encontraba sentado en una banqueta mirando como jugaban tres perros. Uno era un Bloodhound pero en una versión reducida, el otro un Rottweiler mas grande de lo que parecía y el tercero era mi mascota de infancia, una especie de Setter irlandés pero enano, color blanco y negro.  Me acerque lentamente a los tres y cuando lo vi lo llame, este comenzó jadear y mover la cola como lo solía hacer, lo abrace y me comenzó a lamer la cara, me sentía muy feliz de volverlo a ver. Lo cierto es que luego de un instante me pregunte, ¿porque mi perro esta aquí?, se supone que el mismo lo habíamos perdido y pasado mucho tiempo nos enteramos que había sido encontrado por otra gente en otro lugar lejano, al final nunca jamás lo volví a ver. Antes de irme de ellos vi que el mas grande de los tres comenzó a jugar mas bruscamente con el mas Bloodhound, este no hacia nada, y yo decía tarde o temprano lo matara. Per el perro pequeño comenzó a morder al grande, lo mordía en los labios, en las orejas y en la cara, a veces suave y otras veces fuerte. El grande no hizo nada al final.

Mascota

Mi viejo amigo

Era un mercado, no como los que conocía, los tradicionales,  pero tenia la misma apariencia, eran como cubículos como de tres por tres metros cada uno, en todo el alrededor y entre medio separados por pasillos. En este mismo se encontraba mi madre, atendiendo un negocio que ella supuestamente tenía, y mientras yo me dirigía con dirección a este mercado me encontré con un amigo de infancia de los primeros cursos, de esos amigos que solo los ves después de tanto pero tanto y te alegra la vida. Cuando lo vi le di un abrazo y le dije que nos fuéramos a tomar unas cervezas, dentro mio pensé, pero si ayer bebí hasta muy tarde, y luego pensé, no importa es mi amigo. Le dije que me esperara al frente de la calle que yo iba donde mi madre para pedir algo.

Militares locos

Dentro del mercado hable con mi madre, me dio dinero y me encontré a mi hermano el cual me acompaño para afuera. Al salir del mercado observamos que había una avenida gigante, unos cuatro carriles por cada dirección y no había una pasarela para poder cruzar, los coches iban muy rápido, hasta que pronto se aproximaron unas camionetas militares y unas motos, las mismas venían a una velocidad impresionando, superaban los doscientos. Esos locos de la velocidad giraron justo donde nosotros estábamos y vimos que al frente había un cuartel militar donde llegaron a parar. Nuestra curiosidad era grande que fuimos al frente cruzando cuidadosamente los coches que venían, al llegar había como un regimiento en la puerta una banda de música y varios soldados apuntando con sus ametralladoras a toda la gente que los estaba mirando. La banda empezó a tocar, la bandera comenzó a ser elevada, pero había un militar que estaba casi detrás de nosotros, era capitán por su grado, el mismo comenzó a bailar, pero bailaba una danza española, como sevillana o flamenco no lo puedo recordar muy bien, tenia unas castañuelas en la mano pero no se veían pero las hacia sonar, y su baile era de movimientos de los pies nada mas, casi no movía todo el cuerpo, pero era impresionante como lo hacia. Por otra parte cada vez que continuábamos ahí observando el espectáculo, soldados se acercaban al ritmo de la música, apuntándonos. Llego un instante en que le dije a mi hermano que nos fuéramos porque no quería problemas.

Military

¿Y el amigo?

Cuando nos giramos para cruzar la avenida, vi a mi amigo que se encontraba arriba de una especie de montaña, comencé a silbar para que nos viera y así poder decirle que me espere por un momento. Al cruzar la avenida vi que era una cuesta inclinada de tierra la que había que subirla, en realidad era como una calle de tierra pero bastante inclinada casi unos setenta y cinco grados de inclinación. Empecé a escalar la subida, al principio me costó, pero al final logre terminarla sin problemas. Ya en la cúspide otra vez empecé a silbar fuertemente, el clásico silbido de cuando era niño, el mismo tiene un tono especial.  Vino mi amigo y me vio que estaba tan cansado y con tierra en las manos y los pantalones que nos miramos y le dije: rápido, vamos por alcohol.

Como aprendí a desdoblarme

La idea de los desdoblamientos llego a mi cabeza cuando junto con mi familia nos encontrábamos viendo la televisión, cuando apareció un documental sobre los viajes astrales, en el mismo mostraban como salir del cuerpo físico. Cuando lo vi realmente me sentí totalmente identificado con lo que pasaba en el documental, fue en ese momento donde empecé a hacer las prácticas cada noche.

El como lo hacia no me funcionaba

Recuerdo que en documental y en varias paginas donde llegue a investigar se encuentran varios patrones en común: concentración total, cuerpo recto, echado sobre la cama totalmente cómodo, pensar en cierta cosa, que puede ser, mar, paisaje, sonido suave y muchas otras mas. Al final no llegue a preocuparme mucho por eso y lo que realmente hacia al principio era quedar acostado, pensar o en las pirámides de Guiza o en el mar y estar en estado de concentración elevado. Todo esto nunca me funciono, lo he tratado muchas noches, muchas veces, en todas las posiciones en la cama, y no me funciono jamás.

Hasta que el día llego

Como escribí brevemente sobre la primera vez(Inicios) que me resulto la forma en la que llegue a conseguirlo fue de una manera diferente a que había leído en varios lugares.
Primeramente solo me acostaba echado en mi cama, recto y mirando hacia arriba, a veces ponía las manos rectas y a veces sobre el pecho cruzadas u otras veces con los dedos entrelazados con las manos en el vientre. Cerraba mi habitación totalmente, puertas y ventanas, no tenía que entrar ningún tipo sonido, todo debía de ser calma y relajación. Generalmente esto lo comenzaba a realizar pasada la media noche, ya que todo el mundo en mi casa a esa hora estaba dormido, otras veces me solía despertar a las 5 de la madrugada y también volvía a intentarlo y algunas veces con éxito.

¿En que pensaba?

Una vez que estaba totalmente acostado, comenzaba a relajarme, cerraba los ojos y respiraba profundamente durante largos periodos hasta que me olvidaba que respiraba, además de eso ya cuando estaba en una especie de nivel de concentración alto, que no se como llamarlo, en esos momento solía pensar solo en salir de mi cuerpo, pero no solo lo pensaba, si no que trataba de salir, hacia como que me levantaba de medio cuerpo, primero mi cabeza y luego la otra mitad hasta quedar sentado, otras veces pensaba en salir totalmente es decir flotar por encima mio. Estas dos técnicas la de ir pensando en levantar la cabeza-cuerpo y la otra de flotar por encima lo he practicado muchas veces, es en un estado mental o estado del sueño que no lo puedo describir, pero que me ha funcionado muchas veces, creo que hubo una noche que lo logre realizar dos veces.

¿Qué pasaba cuando salía?

Lo iré escribiendo en nuevos posts con la categoría correspondiente sobre desdoblamientos.

Un abrazo!
Morph.

Pelota de mano

Me encontraba en una fiesta en mi ex-colegio, de esas en las que se celebraba el día del deporte y podía observar a todos los niños jugar fútbol y pelota de mano en las paredes de los pasillos grandes de la planta baja. Allí fue que me encontré con alguien, desconozco quien era realmente esa persona, el solo quería jugar y yo le dije que estaba de acuerdo. Nos pusimos a jugar y fue que mientras me encontraba tirando la pelota empecé a recordar lo bien que se me hacía jugar, no era un experto, pero tampoco era de los malos. De repente se acerca un amigo de colegio, era muy amigo mío y que junto a su primo nos vinieron a retar, al principio dude de aceptar pero luego lo pensé bien y comenzamos a jugar.

El partido estuvo muy reñido al principio y luego sacamos una diferencia amplia, llegados a los 16 puntos le dije a mi compañero que cambiáramos de posición, y así fue que me fui para atrás. Desde ese momento el marcador empezó a cambiar y empezamos a perder, hasta llegar el punto de empatarnos y pasarnos a perder por 2 puntos más. Hasta ese instante  me encontraba muy molesto y era que mi compañero no jugaba como debiera ser, fue cuando le dije que se fuera para atrás y luego volví a jugar adelante. Desde ese momento otra vez comenzamos a ganar haciendo puntos que realmente me costaron mucho esfuerzo, creo recordar movimientos que los hacia cuando estaba en colegio para poder ganar esa partida, use todo mi conocimiento sobre la pelota de mano para poder remontar el marcador.

El resultado final fue de 20 a 18, cifra con la que estuve contento y me fui del colegio. Al salir del colegio, ya como otra escena, vi que la puerta del colegio era diferente, era de esas puertas de metal grandes que existen en las plazas con puntas sobre ellas. Al tratar de salir vi que la puerta estaba cerrada, fue cuando mire a todos lados y vi que no había absolutamente nadie, así que me puse a pensar y decidí saltar la puerta. Cuando logre atravesarla saltando, se me apareció otra vez mi amigo de infancia, mi rival de la última partida, el cual me dio alcance cruzando la gloriosa puerta y me dijo, – mira esto!,  fue que me mostro su móvil/celular con fotos de gente que estaba buscada, no recuerdo si por la policía o por el colegio, el caso es que era gente extraña que nunca había visto. Al pasar foto tras foto, apareció la mía, una foto en la que me encontraba con unos lentes oscuros y mi chaqueta roja de hace muchos años, en la foto miraba casi de perfil y tenía el pelo largo como en esos tiempos. Cuando me llegue a reconocer en la foto, no dije nada, y él siguió pasando con la siguientes fotos, fue allí que le dije que me voy para mi casa, mientras caminaba pensaba,  ¿Porque estaba yo en esas fotos?

Entre gatos y demonios

Resulta que ahora me encontraba en un lugar un poco extraño, era una especie de parque, de aquellos que tienen un lago por entremedio y puentes pequeños sobre los mismos, era de noche. Estaba parado en medio del puente pequeño junto con mi hermano, miraba el lago en donde se encontraban peces pequeños, pero brillantes, brillaban como si fueran luciérnagas dentro del agua, y con la oscuridad de la noche se podían apreciar bellos colores. De pronto un gato de color oscuro, ojos verdes e iluminados aparece cerca nuestro, a mi hermano parece gustarle el nuevo amigo, pero resulta que el gato se introduce dentro del agua como a nadar, no pasa un corto tiempo hasta que se aproxima un pez brillante y asesino, el mismo comienza a morder al gato, y entre que este trata de salir lo mas rápido posible el pez lo termina matando.

Luego de lo acontecido tuve que agarrar el gato muerto y por alguna razón extraña de los sueños es que puse a este dentro de una botella de cristal transparente, este hecho no le gusto para nada a mi hermano, entonces comencé a tratar de sacar el gato de la botella pero no lo conseguía, hasta que finalmente tuve que romper la botella y luego comencé a revivir al gato.

Pasado un rato y como cambiando de escenario, ahora en casa de mis padres, veo a mi hermano como poseído por algún demonio, mi padre me mira y mi madre me dice esta así desde hace tiempo. Agarre a mi hermano por lo brazos y empecé a golpearlo, gritaba cosas como: ¡Sal demonio de mi hermano!, ¡yo no creo ni en ti ni en el de arriba así que me da igual, saldrás ahora mismo!. Pasado un rato de quitarme toda la ira por ver a mi hermano en ese estado, sentí como si algo se apoderada de mi, como si algo entrara en mi cuerpo, pero solo fue por instante, en ese momento debo de admitir que hasta dude de mi ateismo. En ese instante, me di cuenta que el poder o la fuerza o el demonio provenían o salían del portátil/laptop de mi hermano, fue cuando tome con mis manos y que era uno nuevo de marca Apple y muy grande, y comencé a destruirlo golpeándolo sobre el suelo.

Ahora me encuentro en la esquina de la casa de mis padres, lugar donde solía reunirme con amigos de infancia, estoy con varios de ellos y comienzo a caminar con dirección a mi casa cuando veo a una mujer echada en el suelo justo en la puerta, la veo de lejos y observo que esta en traje de baño color celeste. Al acercarme mas me doy cuenta que es ella, una chica de la que estuve enamorado mucho tiempo y jamás se lo dije (el porque lo escribiré en otra ocasión). Cuando me acerco a ella, ella se para y empieza a reconocer a sus amigos con los que yo me encontraba caminando, y los comienza a saludar, cuando me mira lo primero que le dije fue: – hola bonita! y nos quedamos mirando un buen rato sin decir una palabra. Ella comienza a decirme que cuando iba a visitarla, la miro y le digo que para octubre podía ir para allí. Al final nos despedimos y comencé a subir por la calle que esta en esquina de mi casa para entrar a la casa de un viejo amigo, y luego la vuelvo a ver a ella mirándome desde la esquina de abajo me miró y luego se marcho antes de que ingrese a la casa.

Inicios

Desde que era muy pequeño recuerdo que siempre tuve sueños extraños, sueños en los que no sabia si era la realidad o el sueño en si mismo. Recuerdo que una vez, cuando fui de visita en la casa de mi abuela y me quede a dormir, fue que me paso algo extraño de repente mientras dormía estaba en la casa de mi padre, y luego en la de mi madre. Al final creo que estuve en la casa de madre. Nunca llegue a entender bien eso, pero había días cuando era pequeño, que cerraba los ojos y quería estar en la casa de mi padre, o viceversa.

Tenia días en que me levanta y lo siguiente que hacia era contar mi sueño a mi abuela, ya cuando viví con mi madre se lo contaba a ella. Ellas siempre tenían sus interpretaciones de los sueños. Según ellas soñar con un perro era signo de que un ladrón estaba cerca, y mas si era un perro conocido el ladrón también lo era. Era en especial mi madre la que mas creía en sueños y había días en realmente acertaba ciertos sucesos, otras veces terminaba diciendo que era mentira todo.

Con el tiempo me siguió pasando lo mismo respecto a los sueños, casi nunca llegue a preocuparme por esto, la única persona que realmente sabia de mis sueños era mi madre, casi no hablaba de los mismos con nadie. Ya cuando estuve en la universidad escuche hablar sobre los desdoblamientos, al principio ese tema también me sonó a cuento hasta que comencé a practicarlo.

Mi primer “desdoblamiento”(y lo pongo entre comillas porque hasta ahora no estoy totalmente seguro de que algo así pueda llegar a pasar o a lo mejor sí), fue después de haber tratado mínimo un año no lo trataba de hacer cada noche pero si continuamente, hasta que un día fue como comencé a flotar de mi cama, en verdad estaba saliendo, es una sensación totalmente extraña, me mire a mi mismo. Mire mi habitación y luego salí por la ventana. Pasado un momento desperté y fue lo mas increíble que me paso después de tiempo, al día siguiente se lo conté a mis amigos de la universidad, creo que nadie me creyó. El caso es que luego lo deje por algo así de 2 años, hasta que me fui de mi casa a vivir a otro país, allí fue donde intentaba cada día, y ya pasado un tiempo pues sucedió que casi cada día podía salir de mi cuerpo y tomar el control de mi sueño, podía hacer lo que quería. Iré colocando experiencias de estas a futuro para no extenderme mucho.

Ya han pasado como 2 años ahora vivo en otro país, y ya no he vuelto a intentar esto de los desdoblamientos ya que tuve un incidente que me dejo aterrorizado, pero ahora estoy pensando en volver a intentarlo otra vez. Lo cierto es que sueños tengo todos los días, y hay días que los sueños son tan reales y en lugares tan increíbles que me algún día me volveré un pintor o cineasta para poder plasmar todas esas imagenes que aparecen en mi mente.

A veces se los cuento a mi mejor amigo porque lo veo todos los días, pero hay días en parece que no cree, he estado haciendo un diario de sueños en mi móvil/celular, pero desde que lo perdí ya no he escrito mas. Ahora he decidido publicarlos para que todo aquel que lo quiera leer y este interesado en estas cosas pueda leerlo.

Bueno es un poco de lo que ira saliendo, un saludo y hasta la siguiente.

Morph.